Innovación en Ingeniería


La impresión 3D es una revolución que está transformando la sociedad, y en Oro Verde se están dando los pasos más innovadores en la región. La Facultad de Ingeniería cuenta con un laboratorio que aporta experiencias y producciones para el avance de esta nueva tecnología.
Pese a su difusión, esta nueva técnica aún atraviesa la etapa de desconocimiento y de asombro por lo que genera, y más aún por su potencial. Recurrentemente, se da a conocer que se construyeron objetos de los más diversos tamaños: desde casas, partes del cuerpo humano, vestimenta, gabinetes o estructuras de productos de todo tipo. Ello ha generado cambios inéditos e innovadores en el campo de la arquitectura, la construcción, la ingeniería, la salud, la medicina, la educación, las empresas, la industria textil, la alimentación, por citar algunos.
De a poco, esos avances se van acercando a la vida cotidiana diaria.

Lo saliente de la impresión 3 D resulta ser que se puede lograr, a partir de un diseño digital, con precisión y similitud exacta, un objeto tridimensional.

Una impresora de esta tecnología permite construir estructuras o elementos, con una metodología que puede compararse a lo que hace un escultor, que toma un material, una piedra o madera, y le va quitando materiales. En este caso, la impresión en 3D, en lugar de imprimir tinta sobre un papel, imprime materiales plásticos que se van superponiendo en capas, unas arribas de otras.

De acuerdo con el mapa de Impresión 3 D que elabora y actualiza el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), en Entre Ríos, el Laboratorio de Prototipado Electrónico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) es el único actor que actúa como prestador de servicios en esta tecnología, en un relevamiento que incluye a 123 prestadores incluidos en el mapa de actores del país.

Su director, el bioingeniero Juan Manuel Reta, contó a Diario Uno que la Facultad cuenta con una impresora de tecnología avanzada, y también con otras dos de fabricación nacional, para continuar y consolidar proyectos de investigación y desarrollos.
La impresión en 3D en Oro Verde comenzó en diciembre de 2014, y actualmente cumple funciones varias, tanto para la casa de altos estudios, como para la comunidad. Se desarrollan distintas líneas de acción como en la planificación de cirugías médicas, desarrollo de prototipos de gabinetes para distintos productos, o para experiencias pedagógicas.